Maquillaje

Kat Von D llega a España

DSC02640 (1)

El 8 de octubre llegaba por fin la colección de maquillaje de Kat Von D a Sephora España. He de reconocer que la conocí antes por el maquillaje que por su aparición en el programa Miami Ink, pero cada uno a lo suyo.

El miedo que tenía es que no llegase apenas parte de la colección, pero me sorprendió gratamente ver que podemos acceder a la gran mayoría (no están todos los colores, pero me conformo).

Admito que fui con la intención de llevarme sólo la paleta de contorno Shade + Light, ya que lo único que me llamaba la atención era el labial líquido Lolita y ya me había hecho con él gracias a un amigo que estuvo de viaje hace poco en Estados Unidos.  Pero también admito que soy de tentación fácil y salí de la tienda con la paleta, la brocha y 3 labiales líquidos, por suerte me resistí a la dependienta que me insistía para que me llevase paletas de sombras, y bases, y corrector y básicamente todo lo que habían traído. 

DSC02645 (1) DSC02646 (1)

La base y corrector no los he llegado a probar para poder opinar sobre ellos, por la muestra rápida que hice en la tienda me parecieron bastante cubrientes pero no es algo que busque ahora mismo ya que no lo necesito. No suelo llevar base de maquillaje a diario, como mucho alguna BB Cream (ahora mismo Pure Radiant Tinted Mousturizer de Nars) y me gusta que sean ligeras y naturales, así que no es el producto que buscaba.

DSC02649 (1)

DSC02666

La paleta me ha gustado mucho, aunque no creo que vaya a usar todos los tonos es bastante versátil y se difumina muy bien el producto. Por mi tono de piel he utilizado más los dos primeros tonos ( lucid y sombre) pero sacaré partido al resto. Viene incluida una tarjeta con ejemplos de uso y consejos.

DSC02652 (1)

Ya que me llevaba la paleta decidí llevarme también la brocha doble. No es algo que suela hacer porque me gusta informarme antes de calidades pero bueno, creo que eran 25€ y el peor de los casos la podía cambiar o devolver si no me terminaba de gustar. Pues he de decir que me ha gustado mucho, es muy suave y aplica muy bien el producto. Me sorprendió el packaging, al abrir la caja de cartón te encuentras con una carcasa-ataud de plástico que contiene la brocha y por ahora la estoy guardando ahí para que no se estropee. No es lo mejor para ahorrar espacio pero estoy en proceso de reorganización de hogar así que algo haré.

Pasando a los labiales, me acabé trayendo a casa Double Dare, Mother y Vampira. Comparándolos con el resto de labiales líquidos que tengo (Colourpop, MAC, Sephora, Limecrime) la fórmula es de las que más me gustan. Son bastante pigmentados, de larga duración y no resecan en exceso. Si que es verdad que los labiales de Colourpop aguantan intactos más tiempo pero también son más secos así que debo elegir que me compensa más.

Como con el resto de labiales, lo que mejor me funciona para retirarlos es aceite de coco. Cualquier aceite sirve, pero es el que tengo en casa en modo multiuso y además huele muy bien.

DSC02676

Double Dare es todo lo que quería que fuese Bumble de Colourpop. Un tono teja rosado con un aire años 90 que debe favorecer bastante independiente de tu tono de piel. Resistió la prueba de aguantar una jornada laboral con comida incluida.

DSC02682

Mother es mi consolación por no poder conseguir Dusty Rose de Anastasia Beverly Hills. No es que se parezcan mucho pero son mis taras y hay que quererme así. Es un rosa muy ponible que puedo utilizar cuando me quiero ver un poco más arreglada pero sin un labial muy oscuro.

DSC02689

Lolita es el más buscado, se agotó nada más salir. Ha habido bastante controversia con este tono, ya que la primera formulación era un marrón rosado que nunca más volvieron a conseguir. La segunda formulación fue un fracaso y la tercera formulación (la que tengo yo, creo) en teoría se parecía más al original. Debe ser mi tono de labio pero a mi me queda un marrón que me recuerda a las fotos de mi madre cuando yo era pequeña. No es que sea malo, y me gusta el 90’s throwback, pero no es exactamente lo que esperaba.

DSC02699

Vampira es un granate intenso precioso que es un dolor para aplicar. No perdona, deber tener pulso de cirujano antes de intentar utilizarlo. La primera prueba fue un desastre, esta vez con delineado previo y paciencia he conseguido que quede mejor. Aún así al secar quedan como parches más claros. Pero con ese color se lo perdono todo. Ya veremos que tal aguanta el test de las 6 horas.

En cuanto a las paletas de sombras, si bien es verdad que tenían muy buena pinta, las únicas que me hacían ojitos eran las que contenían colores parecidos a algunos que ya tengo así que decidí contenerme. Porque a quien quiero engañar, tengo demasiadas paletas.

 

Y demasiado maquillaje, pero esto no lo admitiré nunca más.

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply